¿Qué hacer si te sorprende una riada mientras conduces?

0
588
¿Qué hacer si te sorprende una riada mientras conduces?
¿Qué hacer si te sorprende una riada mientras conduces?

Seguro que piensas que, probablemente, nunca debas a enfrentarte a una riada y, mucho menos, cuando vayas a bordo de tu coche. Probablemente tengas razón, pero esto es como los primeros auxilios: hay que saber qué hacer por si nos encontramos en la tesitura de tener que salvarle a alguien la vida.

El problema más grave que podemos tener si nos encontramos una riada cuando vamos circulando es que, probablemente, perderemos el control del vehículo. Por eso, es muy importante tomar precauciones previas y, si nos pilla de improviso, saber cómo actuar correctamente.

Una riada es posible en cualquier momento y en cualquier lugar.

Para ser testigo o víctima de una riada, no hace falta circular con el coche siguiendo el cauce del río. En realidad, una riada puede estar provocada, efectivamente, por la crecida de un rio. Pero también es una venida de agua que puede tener su origen en otras causas, como el deshielo o la rotura de una presa.

En cualquier caso, las lluvias torrenciales y descontroladas suelen ser la causa principal de cualquier inundación. Y, evidentemente, el otoño es la época más propicia para que se registren estos incidentes meteorológicos.

Los expertos en neumaticos advierten que, si nos sorprende una riada mientras conducimos, tenemos un elevado riesgo de ser arrastrados por el agua y poner nuestra vida en serio peligro. Por eso, siempre que podamos, es necesario estar pendientes de la predicción meteorológica y, si se anuncian fenómenos adversos, evitar conducir.

Si la situación es repentina y no hemos podido evitarla, hay que intentar circular siempre por vías principales. Y es que las carreteras secundarias, así como los caminos, suelen sufrir más inundaciones, tienen menos vías de evacuación y los conductores están menos protegidos. De hecho, la mayoría de zonas inundables está en este tipo de vías.

¿Cómo actuar si nos pilla una riada circulando en coche?

Pues, echar la vista atrás y rebuscar entre todos los conocimientos que adquiriste en tu etapa escolar. Entre ellos debe estar aquel viejo principio de Arquímedes que decía: todo cuerpo sumergido en un fluido, experiementa un empuje vertical y hacia arriba, equivalente al peso del fluido desalojado. ¿Lo recuerdas, verdad?

Bueno, pues basándose en este principio, los expertos explican que:

Cuando la acumulación de agua es de entre 30 y 45 centímetros, es muy posible que perdamos el control del coche. Si supera los 60 centímetros y la corriente tiene una velocidad mínima de 10 a 20 km/h, el vehículo será arrastrado, sea cual sea su tamaño, su peso y su volumen.

Por este motivo, cuando este fenómeno se produce, lo mejor es abandonar el vehículo lo antes posible. Hay que incidir en este aspecto porque, ante una riada, el interior del vehículo nos da una falsa sensación de seguridad de protección, pero son muchas las muertes que se han producido porque los conductores se empeñaron en no abandonar su coche.

Consejos de seguridad, ante una riada.

Y hay que hacerlo, a partir del momento en que el agua cubra los bajos de vehículo y siempre por el lado contrario a la corriente. Si el agua ya llega a las puertas y no podemos abrirá, habrá que buscar la manera de romper una ventanilla para salir. Si los elevalunas no funcionan, busca un objeto contundente para romper la luna. Y, si eso tampoco es posible, espera a que el agua cubra de todo el coche y, entonces, abre la puerta y nada en el sentido de la corriente.

Si puedes, llama al 112 y da tu ubicación exacta para que puedan venir a ayudarte. Y, aunque conozcas el terreno, no te aventures porque las lluvias torrenciales provocan caídas de muros y árboles, así como desprendimientos del terreno que hacen muy peligroso circular.

Una vez abandones el vehículo, sube al techo y busca un punto seguro hacia el que nadar, siempre en el sentido de la corriente: una casa, un árbol, una señal de tráfico…

De cualquier manera, como hemos dicho al principio, lo mejor es evitar este tipo de situaciones que pueden poner en peligro nuestra integridad física. Ante un aviso importante de alerta por lluvias, viento, nieve u otro tipo de fenómenos adversos, lo mejor es dejar el coche en casa.

El mejor neumático para la nieve
El mejor neumático para la nieve

Dejar respuesta