En China ya tienen un parking completamente robotizado

0
700
En China ya tienen un parking completamente robotizado
En China ya tienen un parking completamente robotizado

Qué mejor país para poner en marcha una iniciativa de estas características que China, por sus avances tecnológicos. La experiencia del primer parking robotizado llevada a cabo en el gigante asiático ha sido todo un éxito y parece que no se habla de otra cosa en los medios de comunicación del país.

La idea se perfila como la solución perfecta para un país cuya población roza los 1.400 millones de personas y que sufre problemas generados por la densidad de tráfico, los atascos y la falta de aparcamiento. Por todo ello, el proyecto tuvo una buena acogida desde su planteamiento inicial: establecer un sistema de aparcamiento automatizado, donde el conductor no interviene y el vehículo se estaciona de manera autónoma.

La iniciativa ha estado bien acogida por todos, pero beneficia sobre todo a los habitantes de las afueras que, en muchas ocasiones, tienen que desplazarse en vehículo privado al centro para tener acceso a la red de transporte público. Para ellos, sin duda, supone una gran ventaja tal como veremos con más detalle en este mismo artículo.

¿Por qué ha tenido tanto éxito este parking robotizado en China?

Sobre todo, por la novedad y por el servicio que ofrece a los usuarios.

Este parking robotizado se ubica en un barrio de Pekín, junto a una importante parada de metro. Los habitantes de la zona han seguido con gran expectación la construcción y puesta en marcha del servicio. Sobre todo, porque se trata de una zona muy saturada de tráfico y con pocas plazas de aparcamiento.

La zona, desde luego, está muy concurrida. Igual que lo está la parada de metro ubicada allí. Con la puesta en marcha de este parking robotizado, el usuario accede al recinto y deposita su vehículo sobre una plataforma que hay dentro de un ascensor. Una vez finalizada esta tarea, que cuesta menos de un minuto, abandona el estacionamiento dejando su coche a cargo del robot.

El sistema, por su parte, desliza la plataforma en vertical y horizontal hasta que encuentra un hueco libre dentro de la estructura del parking para depositarlo.

La ventaja es que todos aquellos que tienen que acceder al centro en su coche para enlazar con el transporte privado lo tienen mucho más fácil. Pueden usar su tarjeta de bus o de metro para acceder al sistema y poner a trabajar al robot para que estacione su vehículo con todas las garantías.

La responsable del proyecto, la empresa Yee fung Automation Technology, ya ha construido más de 200.000 plazas de parking basadas en este sistema por toda China. Pero, además, han exportado la tecnología a otros países de la zona.

Detalles del sistema que activa este parking robotizado.

La plataforma sobre la que el conductor deposita el vehículo soporta toneladas de peso. El robot la desplaza por el interior del parking y alrededor de la estructura metálica construida para albergar los vehículos. La plataforma se mueve en todas las  direcciones e, incluso, gira 360 grados. Un láser guía al robot en sus desplazamientos.

Cuando encuentra un hueco libre en la estructura, cuya forma recuerda a las celdas de un panal, deposita el vehículo. Además lo hace de manera muy precisa, dejando un espacio de apenas 5 milímetros entre los vehículos aparcados. Precisamente por eso, este parking robotizado necesita solo 15 metros cuadrados por cada 40 metros cuadrados que usa un estacionamiento convencional. La optimización del espacio es espectacular.

Además, el robot está permanentemente conectado con un mapa de plazas que le da las indicaciones necesarias para llegar hasta donde están los huecos libres. La máquina tarda entre 2 y 3 minutos en aparcar el vehículo, tiempo suficiente para que el propietario ya se haya subido al metro o haya emprendido el camino hacia su destino.

Por cierto, que los usuarios pueden reservar plaza con anterioridad, gracias a una app que han puesto en marcha los gestores del parking robotizado.

¿Por qué es útil el parking robotizado de China?

Como ya hemos explicado, es cómodo, accesible y funcional. Pero además, es muy barato: los usuarios solo tienen que pagar 27 céntimos y pueden tener el vehículo estacionado todo día. Suponemos que los precios son tan populares porque, en realidad, se trata de un servicio público importante. Y, entre sus ventajas, destaca que fomenta o facilita el uso del transporte público y reduce mucho la contaminación, ya que los conductores no tienen que dar vueltas infinitas hasta encontrar aparcamiento.

Dejar respuesta