¿Muchos enlaces o pocos y de calidad?

0
697
¿Muchos enlaces o pocos y de calidad?
¿Muchos enlaces o pocos y de calidad?

Para que tu web esté bien posicionada es muy importante que Google la considere relevante. Y, para ello, debes tener enlaces que apunten hacia tu sitio. Cuantos más mejor, sí. Pero, atención, porque aquí no vale cualquier cosa. Estos enlaces deben ser de calidad para que el buscador los valore bien.

Durante mucho tiempo, ha habido páginas que se han llenado de enlaces al peso. Es decir, comprados y procedentes de sitios que no tenían ningún valor. La actualización de los algoritmos de Google ahora le permite detectar y penalizar estas prácticas. Así que la conclusión está clara: más vale pocos enlaces y buenos, que muchos y malos.

Dicho así, parece fácil pero la verdad es que hay que conocer bien los criterios del buscador para poder poner en marcha una buena estrategia de Link Building. En este artículo los analizaremos en detalle, pero vaya por delante que deben proceder de sitios bien valorados, que estén relacionados con nuestro contenido y que tengan sentido. A Google la va lo natural.

¿En qué consiste un Link Building de calidad?

Pues, básicamente, en trabajarlo bien y en darle un sentido a todo lo que hacemos. Evidentemente, es más pesado y costoso que pagar unos cuantos euros por un puñado de enlaces baldíos, pero… hay que hacerlo. Quien quiere algo con Google, tiene que currárselo. Eso nos ha quedado claro.

De lo contrario, el buscador detectará que hay trampa y no se limitará solo a no posicionar mejor tu sitio, sino que lo bajará a los infiernos y te costará mucho salir de allí. Así, pongámonos manos a la obra y veamos cómo podemos hacerlo bien.

Seguro que has oído hablar en más de una ocasión del Page Rank, que es lo que Google utiliza para medir la popularidad de una página. Del 1 al 10 puntúa los sitios en función de los enlaces que lo señalan y de la calidad de los sitios que le apuntan.

Y tú te preguntarás… ¿cómo deben ser los sitios que enlacen mi web para posicionarme mejor? La respuesta te la damos a continuación en un listado de factores que debes tener en consideración a la hora de buscar aliados:

Diversidad: se valoran más 5 enlaces de distintos sitios que 5 links procedentes de la misma web. Solera: son más valiosos los que proceden de sitios ya consolidados y que generan confianza. Por otro lado, el enlace debe apuntarte durante todo el tiempo posible. Caché: los enlaces procedentes de dominios con extensión .gov y .edu están muy bien considerados por el buscador. Naturaleza: el contenido del sitio que enlaza tu web debe estar relacionado con el tuyo. Así tiene más sentido y Google nos premia por ello.

Pero hay más cosas para un buen Link Building…

Si te creías que eso era todo, lamentamos decirte que no: todavía hay más. Y es que también cuentan aspectos relacionados con la manera de enlazar, no solo los que tienen que ver con la procedencia del enlace.

Cuando Google se lo propone, nos hace trabajar. Y, en este caso, tómatelo con calma porque hay que estar muy pendiente de todos los detalles. Te dejamos algunas recomendaciones que deberías seguir a la hora de enlazar tu página:

Texto del hipervínculo: debe contener alguna palabra relacionada con tu web o su contenido. Se acabó aquello de “pincha aquí”, “sigue leyendo”, etc. La ubicación del enlace: al principio o en el cuerpo central del contenido. Nunca en lugares secundarios o residuales. Google tiene cierto afán de protagonismo… es lo que hay. Cuidar el entorno textual: el link debe estar dentro de un texto cuyo contenido esté relacionado con él. Hay que abrigarlo con su propia ropa. Enlaza siempre que puedas desde el texto: el contenido audiovisual da menos punto.

Si sigues todos estos consejos, los del punto anterior y los de éste, recibirás premio. Google valorará tu esfuerzo, al considerar que todo tiene un sentido, que los elementos están interrelacionados, que no intentas engañarlo.

Entonces, ¿cómo consigo enlaces de calidad?

Repetimos: trabajando el contenido y tus relaciones dentro y fuera de la red. Por ejemplo, creando contenidos muy buenos, dignos de ser mencionados por otros: infografías, ebooks, etc. También puedes buscar la colaboración de amigos y conocidos e intercambiar algún enlace, ya que esto os beneficia a las dos partes. También puedes buscar colaboraciones como autor invitado en blogs y web de tu sector con cierta relevancia. Y, sobre todo, apuntala tu marca personal para convertirte tú mismo en una referencia en tu sector. Verás como otros te citan por iniciativa propia.

Dejar respuesta