Pollo con piña, receta china

0
451
Pollo con piña
Pollo con piña

Pollo a la naranja, pollo con almendras, con verduras salteadas o al estilo chop suey. Que el pollo es uno de los productos estrella de la cocina asiática, de los restaurantes asiáticos, y forma parte de casi cualquier receta china nadie lo pone en duda.

Y es que, si numerosos son los platos chinos que incluyen este alimento como ingrediente, también lo son las recetas que enseñan cómo cocinarlo.

Ya sea asado, cocido o frito, el pollo es un alimento presente a lo largo y ancho de esta cultura gastronómica ancestral que gusta a jóvenes, mayores y niños.

En este post vamos a presentarte una nueva receta china con el pollo como protagonista y con la que sorprenderás a tus invitados. Hablamos del pollo con piña, un plato que os permitirá a ti y a tus comensales recorrer la Gran Muralla sin levantaros de la mesa.

Un plato sencillo, rápido de preparar, nutritivo y estético

El pollo con piña no es, ni mucho menos, una receta difícil de elaborar; muy al contrario, es un plato sencillo y con el que seguro que tus invitados quedarán encantados. Tu presupuesto mensual tampoco se verá afectado, puesto que es una receta económica cuyos ingredientes, para mayor comodidad, son muy fáciles de conseguir.

Llega, por tanto, el momento de preparar todo lo necesario para ponerte a los fogones y disfrutar de la cocina. Básicamente, esta receta china se basa en marinar el pollo troceado en una mezcla de huevo, harina y agua antes de freírlo. Una vez lo tengas frito, tienes que cocinarlo en la salsa de piña, que le dará un toque suave, dejando los trozos de pollo crujientes. Puedes acompañar esta receta con fideos orientales o si lo prefieres, con un arroz salteado. Combina perfectamente con cualquiera de las dos opciones y obtienes un plato muy completo desde el punto de vista nutricional, pero también desde el punto de vista estético.

Y es que el arroz constituye una excelente fuente de energía, es un cereal muy rico en hidratos de carbono, por lo que tiene un alto valor nutritivo. Los fideos, a su vez, comparten con el arroz la abundancia en carbohidratos. Las dos opciones casan perfectamente con el pollo con piña y tanto una como otra te darán un resultado excelente.

Los ingredientes, mejor de calidad

-Medio kilo de pollo deshuesado (muslos o pechuga)

-1 huevo

-150 gramos de harina

-Piña en su jugo (una lata de 840 gramos)

-Jugo de la lata de piña (300 mililitros)

-160 mililitros de agua

-2 cucharadas pequeñas de harina fina de maíz

-2 cucharadas de vinagre de arroz

-1 cucharadita de sal

-2 cucharadas de salsa de soja

-Aceite de oliva virgen extra

-2 cucharadas de azúcar moreno

Cómo elaborar esta típica receta china

Ya solo queda disfrutar de la elaboración de esta receta china y sorprender gratamente a nuestros comensales.

Para empezar tienes que mezclar bien el agua, la harina, el huevo y la sal. Hazlo en un recipiente grande y asegúrate de tener suficiente espacio para poner a marinar el pollo.

Cuando esté todo muy bien mezclado, añade el pollo que debe estar cortado a trocitos pequeños. Hay que mover bien y asegurarnos de que quede bien impregnado. Déjalo reposar en el frigorífico unos 20 minutos aproximadamente. Transcurrido ese tiempo, calentamos aceite virgen extra y freímos los trocitos de pollo. Es importante que el aceite esté bien caliente cuando añadas el pollo. Dejamos que se doren, los retiramos y los colocamos sobre papel absorbente de cocina.

Una salsa con el jugo de piña

Ahora pon el jugo de piña, la soja, la harina de maíz, el vinagre de arroz y el azúcar moreno en un wok. Si no tienes wok una cazuela te sirve igualmente. Mezcla todo bien y pon a calentar al fuego, removiendo hasta que veas que comienza a espesar.

Corta la piña en trocitos pequeños y añádela, junto al pollo frito, al conjunto. Remueve durante un par de minutos y listo. Ya tienes elaborada tu receta china de pollo con piña. Y todo con poco esfuerzo y con la tranquilidad y la satisfacción que supone haberla elaborado tú en casa.

Cualquier ocasión es buena para reunir a tus amigos entorno a la mesa y disfrutar de su compañía. Con esta receta china los sorprenderás gratamente, disfrutarán de un plato de muy buena calidad y, todo ello, sin necesidad de haber estado cocinando durante horas.

Dejar respuesta