Infusiones saciantes

0
481
Infusiones saciantes
Infusiones saciantes

Las plantas naturales, en general, son complementos muy efectivos, cuando decidimos perder peso. Y las infusiones saciantes, en particular, nos ayudan a conseguirlo de forma muy eficaz.

Hay temporadas en las que sentimos que tenemos hambre a todas horas. Pero, cuando empezamos una dieta adelgazante, esta desagradable sensación se hace más intensa y puede convertir nuestro propósito en una auténtica tortura.

Por este motivo, echar mano de remedios naturales para frenar el apetito es una idea excelente. Las razones por las que tenemos ganas de comer no son solo fisiológicas, también intervienen factores psicológicos que podemos intentar controlar.

¿Cómo pueden ayudarnos las infusiones saciantes?

Este tipo de infusiones hacen que nuestro tránsito intestinal mejore y nos ayuda a realizar mejor las digestiones. Por otro lado, también nos ayudan a luchar contra la retención de líquidos, que puede provocarnos sensación de hinchazón.

Por otro lado, al ingerirlas ayudamos a controlar nuestra ansiedad por comer durante un buen espacio de tiempo, evitando que piquemos o comamos cosas que no debemos.

Además, hay una gran variedad de plantas naturales con poder saciante y las encontraremos en el mercado en forma de infusión, listas para consumir. Solo hay que decidir cuál nos gusta más por su sabor y empezar a complementar con ella nuestra dieta.

La primavera está ya a la vuelta la esquina y todos queremos lucir más guapos y esbeltos. Éste es el mejor momento para empezar un plan que nos ayude a liberarnos de esos kilos extra que hemos recopilado durante la época de frío. Si sigues una dieta adecuada, hacer ejercicio con regularidad y complementas tu esfuerzo con infusiones saciantes, lo conseguirás con menos esfuerzo.

¿Cuáles son las mejores infusiones saciantes?

Como decíamos antes, hay varias infusiones hechas a base de plantas naturales con poder saciante reconocido. Éstas son algunas de ellas:

·        Alga de Focus: como casi todas las algas, tiene efectos saciantes y favorece nuestra salud. Contiene antioxidantes, vitamina C, carotenoides y otros elementos que ayudan a combatir la obesidad si las tomamos en forma de infusión. En el mercado puedes encontrarla ya preparada ello. Por ejemplo, la infusión saciante de Pompadour lleva esta planta y puedes consumirla 3 veces al día, justo después de cada comida principal.

·        Cola de Caballo: una de las más populares, a la hora de perder peso. Tiene un gran poder limpiador y diurético y, además, aporta vitaminas, minerales y nos da sensación de saciedad. Puede que con una taza al día sea suficiente.

·        Raíz de bardana: muy beneficiosa para el hígado y disponible en tiendas de productos naturales. Favorece la digestión porque contiene inulina, fitoesterol y ácidos fenólicos. También tiene poderes antisépticos y antiinflamatorios. Una o dos infusiones al día, son suficientes.

·        Llantén o plantago: acelera el trásnsito intestinal, algo que siempre es bueno cuando cambiamos de dieta. Te proporcionará sensación saciante y te ayudará a no picar entre comidas.

·        Cáscara de manzana:  si preparas una infusión con ellas, también descubrirás sus potentes poderes saciantes. Acelera el metabolismo y ayuda a deshacer la grasa corporal. Además, tiene un sabor muy agradable.

 

Para preparar cualquiera de ellas, debes hervir agua y verterla sobre el preparado. Después, hay que dejar que repose entre 5 y 8 minutos antes de tomarla.

¿Cómo complementar la dieta con las infusiones saciantes?

Lo primero que hay que aclarar es que las infusiones saciantes, por sí solas, no adelgazan. Son un complemento adecuado para una dieta sana y equilibrada, pero siempre debes seguir las pautas de tu dietista. De hecho, está contraindicado substituir alguna comida por ellas, ya que son un complemento adicional de los alimentos.

Por cierto, tampoco abuses de ellas porque el organismo puede resentirse. Las plantas naturales son poderosas en sus efectos y, precisamente por ello, sirven de base para muchos medicamentos. Lo ideal es que tomes una o dos tazas al día de este tipo de infusiones, para no hacer trabajar de más a órganos como el hígado.

Lo adecuado es que consultes con tu médico o tu nutricionista cuál es la más adecuada para complementar tu dieta y en qué cantidades debes consumirla.

Y, sobre todo, recuerda que la dieta debe ser completa, sana y equilibrada y que debes realizar algún ejercicio de forma regular.

Dejar respuesta